Alimentos contra la depresión

Alimentos contra la depresión: Supera tu momento difícil con nuestra guía nutricional

La depresión es uno de los trastornos mentales más frecuentes en la actualidad. Se trata de un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de un conjunto de síntomas asociados a la pérdida de interés por aquellas cosas con las que antes se disfrutaba. Descubre cómo te ayudas los alimentos contra la depresión. ¡Contáctanos y déjanos ayudarte a superar estos momentos!

Si conoces a alguien pasando por esta situación; o si lamentablemente este es tu caso; te invitamos a leer este artículo de Mercadesa, donde te mostramos que dejar de comer, aunque sea lo que el cuerpo apetezca, no es la solución que debemos acatar; por el contrario, existen alimentos que pueden ayudarnos a salir de este estado de ánimo; y lo mejor de todo es que muchos de ellos son los que componen la dieta de casi todos nosotros.

No solo los psicólogos y psiquiatras nos ayudan y nos guían contra la depresión, la alimentación también nos ayuda a sentirnos saludables, energéticos y con vitalidad. A través de los alimentos nos sentimos mejor y le damos a nuestro organismo los nutrientes necesarios para afrontar el día a día.

Parece bastante mítico y surrealista, pero la realidad es que nuestras elecciones a la hora de llenar el plato no solo tienen influencia en nuestra salud física, sino también en nuestra salud mental. Así, nuestro cerebro se beneficia de nutrientes como el hierro, las vitaminas de los grupos A, B y C, los ácidos grasos, el omega-3, el magnesio, el potasio, el selenio y el zinc.

Estas comidas nos ayudan desde dos frentes: por un lado, reducen la neuroinflamación, un posible precursor de la depresión. Por otro lado, aumentan la neuroplasticidad y la resistencia, claves en la recuperación del paciente.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que la gravedad, la frecuencia y la duración de los síntomas varían de una persona a otra. De ahí que existan diferentes tipos de depresión y aún cuando dos personas tengan el mismo diagnóstico, se pueden observar diferencias. Por esta razón, es fundamental personalizar cada tratamiento, cada enfoque terapéutico según la persona.

Como vemos, los factores responsables de la salud mental son complejos y variados. No obstante, entre los diferentes hábitos saludables que contribuyen a mejorar el estado de ánimo se ha demostrado que la nutrición es clave.

En este sentido, existen varios estudios que veremos a continuación que confirman que el consumo de ciertos alimentos y suplementos puede resultar beneficioso a la hora de prevenir y combatir la depresión. 

Lácteos: Ricos en aminoácidos que incrementan los niveles de serotonina, además de proteína de suero que reducen las respuestas físicas a la tensión, mejoran el humor y realzan la memoria. A su vez, disminuyen los cambios agresivos de personalidad.

El pavo, así como otros tipos de carnes magras ricas en proteína, es un alimento recomendable para combatir la depresión porque aporta un aminoácido esencial conocido como triptófano.


Esta sustancia desempeña un papel fundamental en la segregación de serotonina, un neurotransmisor conocido por contribuir de forma positiva en nuestro estado de ánimo y bienestar.

Así, un estudio de la Universidad de Dakota confirma de forma reiterada que los alimentos ricos en triptófano contribuyen no solo a mejorar los estados de ánimo depresivos, sino también a regular la sensación de estrés.

Las nueces y otros frutos secos además de ser ricos en triptófano, suponen una de las mejores fuentes naturales de ácidos grasos monoinsaturados. Estos son recomendados para la salud del sistema cardiovascular y el buen estado de ánimo.

En este caso, sus ácidos grasos omega 3 actúan de forma positiva en la salud cerebral, siendo una gran arma contra la depresión o los estados de ánimo irritables.

De hecho, en un informe de la Asociación Americana de Psicología (APA) se analizaron diferentes metanálisis en los que se presentaban diferentes estudios que evaluaban el Omega3 y los resultados lo confirmaron como terapia complementaria a los antidepresivos en personas con depresión mayor.

Además, comer nueces de forma regular favorece la concentración, mantiene activo el cerebro y, a largo plazo, lo protege del deterioro cognitivo.

El té verde es una de las bebidas más populares en la actualidad, famosa por ser rica en compuestos antioxidantes y otros nutrientes que apoyan la pérdida de peso.

Esta bebida cuenta con virtudes antidepresivas gracias a un aminoácido esencial conocido como teanina, cuya acción relajante disminuye el estrés y evita la depresión. 

Jamón y salchichas: mejoran el funcionamiento del sistema nervioso y funcionan como antidepresivo.

Chocolate: Un pequeño trozo de chocolate en cada jornada mantiene el mal humor a raya. Promueve el placer y regula el estado de ánimo, además estimula el flujo de endorfinas.Tiene efectos calmantes, relajantes y produce una sensación de bienestar. Ayuda a bajar la presión arterial y mantiene alejadas las arrugas.

Cafeína: En cantidades moderadas realza el funcionamiento físico y mental. Relajación, bienestar, buen humor, aumento de energía y capacidad de concentración.

Plátano: Proporcionan al organismo un rápido aporte de energía. Puede reducir los problemas de depresión y la cantidad de potasio que posee previene el cansancio.

Alimentos contra la depresión

Cerezas: Aseguran que la cereza es una aspirina natural y tiene propiedades antiinflamatorias. Influyen en el estado de ánimo, controlan la ansiedad y el estrés; evitan la melancolía y aleja el peligro de la depresión. Igualmente, favorece el aspecto joven, el sueño y el reposo nocturno. Igualmente, ayuda a prevenir la anemia y retener más nutrientes en el cuerpo.

La relación entre el microbioma y la salud mental está más que clara en los días que corren. Por ello, el tener una microbiota sana previene la aparición de estrés, depresión y otros problemas relacionados con la ansiedad. Para asegurarnos de que el estado de la microflora es el adecuado es necesario garantizar la ingesta de yogures.

Estos alimentos presentan en su composición multitud de bacterias capaces de colonizar el tracto digestivo produciendo beneficios a nivel de salud. Otra opción sería la suplementación con probióticos. En caso de optar por este remedio es necesario elegir un suplemento que contenga distintas cepas de microorganismos para asegurarnos la diversidad bacteriana.

Por otra parte, se sospecha que la mala alimentación es capaz de alterar la flora intestinal produciendo perjuicios sobre el organismo. Por ello debemos de reducir el consumo de grasas trans y de azúcares simples.

Entre otros alimentos que puedes utilizar; piña, carne roja, avena, requesón, garbanzos, pescados y algas, zanahorias, espinacas y chile.

Dime qué comes y te diré cómo te vas a sentir

Además de los hidratos, los alimentos que nos ayudan a fortalecer el sistema nervioso central y que tienen un efecto sedante son sobre todo los que incluyen vitaminas del grupo B y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, imprescindibles para estimular la reacción frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés.

Con todo, para elaborar un menú que nos proporcione tranquilidad y nos haga estar más felices hay que recurrir a las vitaminas y a los ácidos grasos omega 3. Necesitamos seguir una dieta rica en frutas y verduras -al menos 4 piezas diarias de las primeras y dos raciones de las segundas- y tomar pescado como mínimo dos veces por semana, especialmente el azul, que ayuda a mejorar el estado de ánimo y a enfrentarse a la rutina.

Y controlar en lo posible el consumo de alimentos que sobreactivan el sistema nervioso. Es decir, estimulantes como el café, el té, los refrescos con cafeína, los extractos de guaraná y ginseng y el alcohol. De media, se recomienda no tomar más de 100 miligramos al día de cafeína, lo que equivale a una taza de café o dos bebidas de cola.

Lo cierto es que la relación entre nuestro estado de ánimo y la comida es más que estrecha. Una mala gestión de las emociones deriva muchas veces en un atracón de chocolate, pizza, perritos o hamburguesas. Comemos comida basura porque nos proporciona un placer inmediato…pero hay otros alimentos muy saludables que también ejercen ese efecto de la comida basura y son los que favorecen la mencionada serotonina, la hormona que se relaciona con un buen estado de ánimo y con una actitud positiva. 

En Mercadesa, contamos con alimentos frescos, y listos para ser enviados si tienes algún familiar o amigo pasando por esta situación; nos aseguramos que en nuestros combos encuentres todas las opciones bien surtidas para apoyar en los momentos más difíciles.

Solo contáctanos y nosotros hacemos el resto.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda?