El carnaval de La Habana

El carnaval de La Habana: una cita para todos los cubanos amantes de la comparsa.

De las festividades más auténticas, el Carnaval de la Habana es una de las más destacadas de la isla de Cuba. Una fiesta que resalta el potencial festivo que caracteriza el Caribe. Esta fiesta además se celebra curiosamente durante el mes de agosto, un rasgo muy particular en lo que a un Carnaval se refiere.

Durante esta temporada, La Habana nos presenta una muestra de sus tradiciones con diferentes actividades entre las que encontraremos ferias de comida, desfiles asombrosos, carrozas y mucha, pero mucha música con bailes. En este artículo de Mercadesa, te contaremos todo lo que debes saber si vas a visitar Cuba en esta festividad, o si eres un cubano@ amante de los carnavales.

El carnaval de La Habana. Mercadesa

El carnaval de La Habana y sus orígenes:

El origen del carnaval de La Habana se sitúa en la época colonial, cuando los amos otorgaron a sus esclavos el “Día de Reyes” y les permitían reproducir los cantos y danzas de sus tierras nativas.

Según los registros históricos, los primeros carnavales se celebraron en febrero de 1895, pero con el tiempo, las fechas de la festividad cambiaron y ahora se programan en la época estival.

Existen diferentes versiones en torno al inicio de los carnavales en La Habana. Por una parte, se dice que el primer Carnaval fue en el año 1550, tras la llegada de los esclavizados de África a la isla. Otras fuentes advierten que esta festividad tendría sus inicios realmente en el año 1585 específicamente.

¿Qué pasaba en esos años?

En ese entonces, el formato del carnaval disfrutaba de recursos más reducidos, constituyéndose en mayor parte de celebraciones privadas. La mayoría de las festividades eran llevabas a cabo en honor a razones religiosas, donde los participantes relucían sus disfraces y diferentes accesorios particulares.

El carnaval de La Habana. Mercadesa.

A pesar de estas diferencias, estas celebraciones fueron reconocidas desde un principio como Carnaval, realizándose justamente días antes del miércoles de ceniza. Las etnias africanas y también los llamados mulatos pasarían a formar parte de estas celebraciones en el siglo XVII, razones por las cuales muchas de sus características se aprecian en las carrozas actualmente.

Para el siglo XVIII, se observaría un aumento en las celebraciones de calle, involucrando así a una mayor cantidad de personas a formar parte del Carnaval. Años más tarde, en el siglo XIX, la música pasa a formar parte de los elementos del Carnaval de La Habana, transformando para siempre su esencia.

En el avance del siglo XX, el Carnaval experimentó altos y bajos, pero finalmente, logro instaurarse como una de las celebraciones más importantes para esta provincia. Se convirtió en una representación, no solo de los cubanos, sino de todos aquellos pueblos que hoy por hoy son representados en esta festividad.

¿Cómo celebran el Carnaval de La Habana?

Lo primero que nos ofrecerá el Carnaval de La Habana es un amplio repertorio de conciertos y bailes repletos de muestras locales de salsa, conga, timba y también bailes urbanos. Estos serán los primeros eventos que anunciarán el inicio del Carnaval, lo que de manera consecuente nos traerá el Carnaval infantil.

El carnaval de La Habana. Sección infantil.

En el Carnaval infantil observaremos diferentes comparsas, las cuales resaltan las propuestas conceptuales que los más pequeños representan. Entre tanto, las calles de La Habana se llenan de diferentes quioscos – una pequeña bodega en la calle- y carpas en donde podremos encontrar diferentes productos artesanales en conjunto con diferentes recetas de comida típicas de Cuba.

El desfile de carrozas, en particular, juega también un papel muy protagónico en la celebración. Es un concurso en el que disfrutamos de la variedad de matices y propuestas artísticas que son calificadas por un grupo de profesionales.

El último, pero no menos importante de los elementos del Carnaval de Habana es la fiesta en el malecón de La Habana – un extenso muro con vista al mar que rodea a un conjunto de avenidas-, donde se llevará a cabo la mayor de las celebraciones con todos los ingredientes del Carnaval: Bailes, música, carrozas, comparsas y una multitud marchando en el desfile.

Mientras tanto en el malecón habanero:

Es el escenario principal del carnaval habanero, donde se instalan tablados para actuaciones de grupos de danza y de música, animadores de los festejos.

Ese extenso muro con vistas al mar que bordea la bahía habanera rodea las principales avenidas es sede de las celebraciones y los típicos desfiles de carrozas y comparsas.

El carnaval de La Habana

Los espectadores podrán encontrar orquestas de música popular bailable en puntos como la Piragua, las avenidas Paseo y de los Presidentes y en los jardines del Club 1830.

El Carnaval de La Habana es uno de los eventos más valiosos para la cultura y la tradición cubana. Es una fiesta que deslumbra a toda La Habana con un sinfín de actividades entre las que destacan los bailes y los conciertos que enaltecen la riqueza musical que alberga en la isla.

Es un desfile con muchas comparsas coloridas. Estas comparsas tienen una trayectoria que reconocida a lo largo del Carnaval. Inmortalizadas algunas con los nombres Los Guaracheros de Regla, El Alacrán, Federación Estudiantil, etc. Se añaden aquí otras actividades como el Carnaval infantil, desfiles de toda clase y, por supuesto, el festejo a todo pulmón.

¿Te has sumado a arroyar en alguna conga del carnaval habanero? ¿Tienes alguna anécdota de algo divertido que te haya pasado, o de alguien que hayas conocido ahí?

Aquí en Mercadesa queremos saber qué es lo que llama más tu atención de este evento cubano, te leemos en los comentarios.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda?