El Cristo de La Habana

El Cristo de La Habana: Una historia de desesperación y amor.

Si eres un cubano de pura cepa, debes haber visitado al menos una vez la El Cristo de La Habana, ubicada en la entrada del puerto de La Habana, a la izquierda, entre la vetusta fortaleza de San Carlos de la Cabaña y el pueblo de Casablanca.  Pero… ¿Sabías que detrás de esta majestuosa construcción se esconde una historia de protección y amor? Si te interesa saber cómo se relacionan estos contenidos, entonces sigue leyendo este artículo.

Este hermoso monumento mide aproximadamente 20 metros de altura; y fue creado en Italia por la escultora cubana Jilma Madera. Asimismo, se trata de una estatua del Sagrado Corazón de Jesús hecha en mármol blanco; que sobresale unos 57 metros por encima del nivel del mar.

El Cristo de La Habana

Es una colosal escultura que representa a El Sagrado Corazón de Jesús, La estatua fue hecha de mármol de Carrara, el mismo que se utilizó en los monumentos del Cementerio de Colón de La Habana. Reposa sobre una base de 3 metros en la que su creadora enterró diversos objetos de la época. Su peso aproximado es de unas 320 toneladas. La estatua está compuesta por 67 piezas que fueron traídas desde Italia, ya que fue esculpido en Roma y allí bendecido por el Papa Pío XII.

El Cristo de La Habana: Una historia de amor.

De acuerdo con la historia, durante el año 1957 el entonces presidente Fulgencio Batista fue víctima de un atentado en el Palacio de Gobierno. La vida del mandatario estuvo en grave peligro y, por lo tanto, su esposa Marta Fernández de Batista entró en desespero temiendo por él.

Como resultado, en un acto de profunda fe, prometió a Dios mandar a construir una imagen de Jesucristo tan grande que pudiera verse en toda La Habana. Esto, si se le concedía el milagro de que su esposo sobreviviera a aquella terrible situación.

Finalmente, y pese a lo ocurrido, el presidente sobrevivió al ataque armado y la Primera Dama decidió cumplir con lo prometido.

Seguidamente, Fernández lanzó una convocatoria instando a los artistas cubanos para presentar el diseño de la nueva estatua para la ciudad. De esta manera, iniciaron un concurso al que llamaron “El Cristo de La Habana”, donde otorgarían al ganador la cantidad de 200.000 pesos.

Jilma Madera, quien resultó ser la ganadora de esta convocatoria, presentó un hermoso boceto de tres metros hecho en yeso; representando a un hombre fornido, atractivo y con rasgos locales. En consecuencia, logró atraer la atención del jurado, quienes estaban deseosos por construir esa imagen y superar al Cristo Redentor de Río de Janeiro.

Vista de la Bahía de La Habana

Algunas curiosidades sobre El Cristo de La Habana

  1. Jilma Madera , la creadora de la estatua del Cristo, creó también el busto de Martí que está en la Cima del Pico Turquino. Por lo que ha creado las dos obras más significativas y elevadas de este país, realizadas por cubanos.
  2. En el mundo existen varias esculturas similares al Cristo de La Habana. Están el Cristo del Corcovado, en Brasil; el de Lisboa, capital de Portuguesa y el de Lubango, en Angola. 
  3. Utilizaron unas 600 toneladas de Mármol Blanco de Carrara para su construcción.
  4. Se estima su peso final en 320 toneladas.
  5. Está compuesta por 67 piezas conformadas por 12 estratos horizontales. Se une en su interior por cabillas de hierro tensadas contra una viga de acero que se levanta por el centro hasta su cabeza. 
  6. Para el montaje, en septiembre de 1958, se necesitaron 17 hombres con el auxilio de una grúa. (Dato más cómico que curioso: para su reparación en el 2013, se movilizó a una comisión multitudinaria, que sería difícil contar sus miembros. Como cambian los tiempos, ¿verdad?)
  7. Para los bocetos de la obra no usó modelo oficial, sino que se concentró en su ideal de belleza masculina; tomando al amor de su vida como inspiración.
  8. Jilma le hizo las cuencas de los ojos vacías para crear la impresión de que nos mira desde cualquier ángulo que le observemos. 
  9. El 25 de Diciembre de 1958 fue su inauguración.
  10. Llegando a ser, El Cristo de La Habana, la escultura más grande del mundo en mármol blanco de Carrara esculpida por una mujer.
  11. Un dato bien curioso, más bien de las personas que de la propia escultura. Esta pieza sufrió impactos de rayos tres veces ; 1961, 1962 y 1986
  12. En su base a la hora de su fundición, la escultora colocó diferentes objetos de la vida cotidiana contemporánea. 
  13. Como detalle de la identidad cubana de Jilma, el Cristo de la Habana se yergue sobre chancletas de metededos. A la vez, para denotar su ideal de belleza masculina, Jilma le regala unos labios pronunciados como símbolo de su concepto de virilidad y mestizaje cubanos.

Inauguración

Fue inaugurado el 25 de diciembre de 1958, con la presencia del mandatario Fulgencio Batista. La devota esposa del presidente no imaginó que una vez cumplida su proeza, el gobierno de Batista solo se prolongó por una semana más hasta el 1 de enero de 1959.

El Cristo de La Habana

El monumento es parte de todo un conjunto arquitectónico que caracteriza la entrada del antiguo puerto de Carenas, descubierto por Sebastián de Ocampo entre 1508 y 1509.

 Monumento Nacional

Teniendo en cuenta los excepcionales valores artísticos, y que la pieza devino en un hito del paisaje de la bahía e icono de alto arraigo popular en la identidad capitalina, es monumento nacional desde el 6 de noviembre de 2017.

Desde Mercadesa, te recomendamos que si estás visitando Cuba, te llegues a la estatua del Cristo, es un lugar realmente especial, donde logras encontrar la paz acompañada por agua de coco fresquita (producto que tienen los vendedores locales) y desde ahí puedes apreciar toda la magnificencia de la Habana, vista desde arriba.

Para llegar, solo debes tomar la lancha que va para Casablanca y, una vez hayas desembarcado, hay que seguir la carretera hacia arriba durante unos 10 minutos hasta llegar a la estatua

¿Te animas a hacer el recorrido? Te aseguramos, que vale completamente la pena. Si ya lo has visitado, coméntanos que tal fue tu experiencia.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda?