La historia de Halloween. Mercadesa.

Halloween: La historia detrás de esta fecha, creencias, mitos, y mucho más…

Halloween, contracción de All Hallow´s Eve (Víspera de Todos los Santos) también conocido como Noche de Brujas es una fiesta de origen pagano que se celebra todos los años el 31 de octubre. La historia de Halloween proviene de un antiguo festival celta de hace más de 3.000 años conocido como Samhain (“Fin del verano” en irlandés antiguo).

En Mercadesa, queremos contarte un poco más de su historia, sus polémicas, sus prácticas, y su identidad cultural; así que, si te interesa todo esto, y cómo esta tradición se ha ido introduciendo poco a poco en Cuba, entonces este artículo de nuestro blog es para ti.

Recorremos la historia de la noche de Halloween y las razones de su popularidad actual.

La historia de Halloween

Los orígenes de Halloween se remontan a hace más de 3.000 años, según la Universidad de Oxford, cuando los pueblos celtas de Europa celebraban su año nuevo, llamado Samhain, en el que hoy consideramos el día 1 de noviembre. 

La víspera de este festival de la cosecha gaélico, Samhain —lo que nosotros conocemos como Halloween— se creía que los espíritus caminaban por la Tierra mientras viajaban al más allá, junto con otras criaturas, como hadas y demonios. Este ritual servía para despedir a Lugh, el dios del Sol, y dar la bienvenida a las noches cortas y frías que traía consigo el otoño.

Según el American Folklife Center de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, además de sacrificar animales a los dioses y reunirse alrededor de hogueras, los celtas llevaban disfraces —probablemente pieles de animales— para confundir a los espíritus, o quizá para evitar que los poseyeran.

También se cree que con las máscaras o caras ennegrecidas que llevaban durante esta celebración personificaban a los muertos, y muchas culturas permitían a los jóvenes vestirse de mujeres y viceversa, rompiendo así lo socialmente establecido.

Y entonces, ¿Qué se hacía durante esa noche?

En una forma primitiva de «truco o trato», se cree que los celtas disfrazados de espíritus iban de casa en casa haciendo tonterías a cambio de comida y bebida. Esta práctica podría proceder de la costumbre de dejar comida y bebida a las puertas de las casas como ofrendas para los seres sobrenaturales.

En 1840 los inmigrantes europeos transmitieron a América sus versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar calabazas gigantes huecas con una vela dentro, inspiradas en la leyenda de «Jack el Tacaño».

Ya entonces esta fiesta quedó arraigada en Estados Unidos y Canadá, pero no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921, cuando se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota. En 1920, la ciudad empezó a celebrar un desfile y a encender una gran hoguera para conmemorar este día. Algunos historiadores afirman que la celebración podría haber sido un intento de poner fin a las gamberradas de Halloween.

La influencia cristiana en la historia de la fiesta de Halloween

Con la conquista del territorio celta por parte del Imperio romano, esta fiesta se mezcló con otras fiestas de origen romano como la Fiesta de la Cosecha. En el siglo VII, el papa Bonifacio IV decretó el 1 de noviembre el día de Todos los Santos para honrar en un único día a todos aquellos mártires que habían dado du vida por su fe.

Así, la noche anterior, la víspera del Samhain, continuó celebrándose con hogueras, disfraces y desfiles, pero comenzó a llamarse la “Víspera de Todos los Santos”, que terminó derivando en «Halloween». 

Internacionalización de la fecha

A finales de los años 1970 y principios de los 1980 gracias al cine y a las series de televisión, cuando en 1979 se estrenó Halloween, de John Carpenter, una película ambientada en la víspera de Todos los Santos que supuso una referencia para el cine de terror, en ese momento, se internacionalizó el suceso.

El empuje vino también del hecho de que más de un tercio de los estadounidenses afirman creer en fantasmas, según una encuesta de AP-Ipsos llevada a cabo justo antes del Halloween de 2007. El 23 por ciento dijo haber visto un fantasma o haber sentido la presencia de alguien. Según la encuesta, aproximadamente una de cada cinco personas cree que los hechizos o la brujería son reales.

Sus tradiciones

Las tradiciones de Halloween difieren en los diferentes puntos del mapa, pero de manera general se encuentran los famosos dulces de Halloween, el truco o trato, los disfraces fantasmagóricos, tallar calabazas, encender hogueras, hacer bromas, visitar atracciones embrujadas, contar historias de miedo o ver películas de terror.

Desde que surgió la Iglesia,​ importantes celebraciones cristianas, como Navidad, Pascua y Pentecostés, tienen vigilias que comienzan la noche anterior. Por ello, en muchas partes del mundo, en las celebraciones cristianas de la víspera de Todos los Santos sigue siendo tradición encender velas en las tumbas. ​

Se creía que las almas de los que habían muerto volvían a visitar sus hogares, y también que los que habían muerto durante el año viajaban al otro mundo. La gente prendía hogueras en las colinas para volver a encender los fuegos de su hogar durante el invierno y ahuyentar a los espíritus malignos, y a veces usaban máscaras y otros disfraces para evitar ser reconocidos por los fantasmas que se creían presentes

Fue de esa manera que seres como brujas, duendes, hadas y demonios llegaron a asociarse con el día. También se pensó que el periodo era favorable para la adivinación en asuntos como el matrimonio, la salud y la muerte.

En la historia, algunos cristianos se abstuvieron de comer carne en este día de vigilia, y de ahí podría haber llegado a nuestros días la costumbre de comer manzanas, panqueques y pasteles.

En Mercadesa, queremos darte algunas ideas para celebrar Halloween con tu familia y amigos:

1.    Decora tu casa 

Decorar la casa siempre es una actividad familiar divertida, ¡no importa la festividad o la ocasión! Puedes colocar telararañas falsas, calaveras, fantasmas u otros adornos espeluznantes por toda la casa para entrar en el espíritu de Halloween. Las luces moradas y anaranjadas darán a tu casa el perfecto ambiente de Halloween.

La decoración crea grandes tradiciones que pueden continuar durante años. Pon alguna melodía espeluznante de Halloween mientras decoras para que la actividad sea aún más divertida.

2. Diseña tu propio disfraz 

Vestirse con disfraces creativos es divertido en cualquier época del año. Incluso si no tienes pensado salir a una fiesta de Halloween o a pedir dulces, los niños se divertirán simulando ser sus personajes favoritos.

Saca papel de aluminio, sábanas blancas, sombreros divertidos y cajas de cartón para ver qué tipo de disfraz puedes crear. Haz algunas fotos de tu disfraz y de tus hijos para enseñárselo a tus amigos y familiares. Para que la foto de Halloween sea estupenda.

3. Tallar una calabaza 

Uno de los pasatiempos más memorables de Halloween es tallar calabazas. Las calabazas son una parte importante del otoño y de esta temporada espeluznante. Saca los materiales para tallar, los kits de decoración y diseña una calabaza. Incluso puedes convertirlo en una competencia familiar y juzgar quién tiene el mejor diseño.

4. Hornear unos postres espeluznantes 

Satisface el gusto por lo dulce horneando postres de temática espeluznante. Prueba hacer galletas en forma de fantasma o panqueques en forma de araña para compartir con tu familia.

5. Compartir historias de miedo 

No hay mejor manera de entrar en el espíritu de Halloween que contando historias de miedo acompañados solamente de la luz de una linterna.

6. Maratón de películas de miedo para toda la familia 

Si la decoración espeluznante, los disfraces y la iluminación no fueran suficientes, también puedes ver algunas películas de miedo en familia.

La celebración de Halloween se ha extendido por todo el planeta hasta el punto de que, hoy en día es simplemente una fiesta para todos. Pocos recuerdan las costumbres y tradiciones ancestrales y como muchas otras se ha convertido en una fecha comercial en donde niños y grandes recolectan y comen grandes cantidades de golosinas.

En los últimos años, en Cuba, se ha celebrado Halloween en algunas fiestas y discotecas, van todos disfrazados con la temática de la fecha; se hacen pasarelas de modelaje con esos atuendos; y competencias del mejor disfraz de la noche.

Hoy en día, los únicos espíritus espeluznantes que verás este 31 de octubre serán los disfraces de brujas y fantasmas que usan nuestros amigos y familiares.

¿Y tú, ya tienes planes para Halloween? ¿Te animas a disfrazarte?

Déjanos saber en los comentarios, cuál es tu momento favorito de ese día, te leemos.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda?