La navidad en Cuba

La navidad en Cuba

La navidad en Cuba es la música y pasarlo bien, de eso va nuestra esencia. Las tradiciones son desde el árbol en los hogares, la cena en las fechas señaladas, la misa y las luces y todo lo que ya de sobra conocemos, Cuba, es un país que siempre insiste en no dejar pasar por alto las navidades.

Si no eres cubano, en este artículo conocerás nuestras costumbres navideñas, y como compartimos con la familia y amigos en esta época del año, y si eres un compatriota, entonces déjanos en los comentarios, cuales son tus costumbres y tradiciones que no pueden faltar en estas fechas.

Para comenzar, un poco de historia

La Navidad en Cuba se comenzó a celebrar desde los comienzos de la etapa de la llegada de los españoles a América, cuando las tradiciones navideñas integraban el patrimonio religioso y cultural del pueblo cubano.

La navidad en Cuba

Las costumbres eran similares a otros pueblos latinoamericanos: enviar postales navideñas de deseos de felicidad y paz, reunirse con familiares y amigos, obsequiar presentes y adornar vidrieras, casas, calles con árboles y ornamentos navideños.

Primero el 24 de diciembre se celebraba la llamada Nochebuena, en vísperas de la celebración del nacimiento de Jesús.

Toda la familia se reunía en una gran cena, presidida por el famoso lecho asado, con arroz blanco, frijoles negros, tostones, y otros. Los postres disfrutados eran de factura doméstica, como fruta bomba, toronja, naranja agria, coco rallado, buñelos con miel y, además, quesos amarillo y blanco. Todo acompañado de vino tinto o blanco, según el gusto. Al día siguiente 25 de diciembre se hacía la llamada “montería”, un plato hecho con los alimentos que quedaron de la cena del 24, donde se volvía al disfrute de esa típica comida navideña y, por ende, cubana. Este mismo día en ciudades, pueblos y campos había bailes y fiestas.

Entonces, ¿Qué comidas se preparan en la navidad en Cuba?

Como mencionamos antes, un aspecto central en la cena de la navidad en Cuba, son los platillos, bebidas y postres. A continuación, te contamos sobre las diferentes comidas que se preparan o adquieren tradicionalmente para estas fechas:

Pernil de Cerdo

Si hay algo que distingue a las tradiciones navideñas en Cuba, es la preparación del cerdo. Sin duda, no puede faltar y es el centro de la celebración. Por lo general se compra el mismo día, aunque las familias más entusiastas lo encargan unos días antes, y generalmente se pide el pernil completo para compartir con toda la familia. Un detalle que sobresale en este punto es que el cerdo se adoba el día anterior con diferentes especias para que tenga un sabor de lo más exquisito el día de la celebración. La noche del 24, mientras el cerdo es asado, se da inicio a la fiesta y los juegos.

Viandas y vegetales

Todo plato central, como el cerdo, debe tener buenos acompañantes en la mesa. Por eso, durante la Navidad en Cuba se estila a buscar las mejores viandas y vegetales para la cena navideña. En la cena de navidad cubana se destacan las selecciones de los tomates, la col, el pepino, la zanahoria, frijoles negros, y por supuesto, la yuca más tierna y fresca que pueda adquirirse. Con ellas se preparan ensaladas o viandas para acompañar el pernil de cerdo.

Sidra y vinos 

Por supuesto, también hay otras protagonistas en la mesa y las fiestas navideñas, como las bebidas. Por lo general, se estila a tomar vino tinto para los mayores, y sidra para niños, junto a jugos caseros.

Turrón

El turrón es una de las características que la Navidad en Cuba comparte con el resto de la región: no puede faltar en la sobremesa navideña. Por lo general, se eligen entre diferentes variedades, como de alicante, almendra y jijona o de yema de huevo. 

Los postres

La navidad en Cuba. Mercadesa.

Sin duda, los postres son otro elemento crucial de las tradiciones de la Navidad en Cuba. Es común ver desfilar pudines, tocinillo del cielo, buñuelos y torrejas en la noche del 24 de diciembre.

Y nuestras tradiciones para la navidad en Cuba

Estas fechas cuentan con un notable ambiente festivo alrededor de toda la isla. Eso sí, resulta bastante distinto a las tradiciones europeas, por ejemplo. Hay cosas que no cambian, como que esta festividad cuenta con un marcado ambiente familiar, con comidas tradicionales como parte importante de las reuniones.

Una de las tradiciones de la Navidad en Cuba que más nos gustan es la de asar un cerdo o lechón, ya sea en la víspera del 25 como de Año Nuevo. Este suculento plato, acompañado de arroz blanco, frijoles, ensalada, pan cubano o yuca, es el centro de toda buena reunión. Si eres amante del dulce, tienes que saber que a nuestro sabroso lechón lo acompañaremos con algunos postres tradicionales con pomelo, naranja o buñuelos.

Otra de las tradiciones navideñas con más arraigo en la isla es la Misa de Gallo. Se trata de una misa especial que se celebra la medianoche del 24 para conmemorar el nacimiento de Cristo. Su objetivo no es otro que poder recibir la bendición de Dios, mientras se fortalece el espíritu navideño.

Además, acudir a fiestas y reuniones en familia o con amigos también supone otra tradición de navidad. Miles y miles de hogares son invadidos por un ambiente festivo en el que la música, el baile y la comida se transforman en únicos protagonistas. Su duración no está fijada, aunque, como puedes imaginar, algunas de ellas se prolongan hasta la madrugada.

Un punto en el que no hay demasiada coincidencia entre este país caribeño y otros países es el de hacer regalos. No se tiene la costumbre, como norma general, aunque siempre hay excepciones, claro está.

Te mostramos los Mejores lugares para visitar durante la navidad en Cuba

La Habana

Capital del país, La Habana está situada al norte de Cuba y se caracteriza por la arquitectura colonial de sus fachadas, llenas de colorido y por edificaciones tan interesantes como el Castillo de la Fuerza Real o el Capitolio Nacional, que guarda un curioso parecido con el de los Estados Unidos. La parte imprescindible para visitar es La Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y fiel reflejo de los contrastes en esta ciudad. 

La combinación de estilos arquitectónicos y el estado de deterioro en el que se encuentran algunos edificios es un acercamiento a la historia de este país y la situación que todavía hoy vive fruto del bloqueo. Si bien las fachadas piden a gritos una reforma, también son parte del encanto.. Junto a ellas, los coches antiguos que circulan por la ciudad y el ritmo tranquilo que se respira en cada una de sus calles. Y  es que, a pesar de las dificultades, el pueblo cubano siempre tiene una sonrisa. 

Es imprescindible acercarse al Malecón, donde tanto en estas fechas como en cualquier época del año, suena la música y los transeúntes se unen a bailar. Y si quieres disfrutar de espectáculos o acercarte a los bares más famosos, opta por El Floridita y La Bodeguita del Medio. 

Trinidad

Otro lugar para visitar si pasas la Navidad en Cuba es Trinidad. Esta pequeña ciudad también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y está considerada la más bonita del país. Ubicada en el centro de este, tiene la tradicional estética colonial, con casas bajas en hilera y con fachadas de diferentes colores y calles empedradas. Si te encuentras en La Habana es muy fácil llegar hasta ella, dado que es una parada intermedia entre esta y Santiago de Cuba. 

En la Plaza Mayor es donde están los edificios más impactantes, que son los que pertenecieron a los terratenientes que se enriquecieron por el comercio de azúcar y de esclavos. El trazado de la ciudad es el original de cuando se conquistó y fundó, puesto que tras su crecimiento económico cayó en el olvido y no hubo nuevas construcciones. No te pierdas las vistas desde la torre de la iglesia, las diferentes casas y museos o la plazuela del Jigüe. 

Santiago de Cuba

Tu siguiente parada desde Trinidad puede ser Santiago de Cuba, que además de una historia revolucionaria y una arquitectura llamativa, te acercará al mar Caribe. Y si ya hemos dicho en que este país la música es especialmente importante y ha sido origen de diversos estilos musicales, aquí lo es aún más, y por la influencia afrocubana se creó el carnaval. 

Aunque no se celebra en las fiestas navideñas, sino en julio, se sigue sintiendo el ambiente festivo y musical en cada esquina, así como en locales como la Casa de la Trova o la Casa de las Tradiciones. Las zonas más destacadas para conocer son el casco histórico y el barrio Tívoli y el castillo de San Pedro de la Roca.  

Cienfuegos

Otra ciudad para visitar cuyo centro histórico también es Patrimonio de la Humanidad es Cienfuegos, que está al sur de la bahía homónima. Tiene edificios tan espectaculares como el Palacio Ferrer o el de Gobierno, y lugares tan emblemáticos como la Plaza de José Martí, el Paseo del Prado y el Malecón. En este último no solo podrás disfrutar de preciosos atardeceres, sino que es la zona donde se celebran las fiestas tradicionales. 

Varadero

Cuenta con una península muy estrecha en Hicacos de Cuba, a poca distancia de los mejores cayos de la isla para visitar. Son 20 km de costa en el océano Atlántico, donde además de las playas, dispones de hoteles en primera línea, campos de golf, una zona de senderos en la Reserva Ecológica Varahicacos y mil y una opciones para el ocio, por lo que es una zona perfecta para pasar la Navidad en Cuba. 

Como es de notarse, en Cuba el centro del festejo no son los regalos para Navidad, pero sí la celebración familiar, la música, la comida, y las tradiciones para empezar los días venideros sin ningún tipo de pena; esta época, es sin duda, el momento del año donde más alegría se encuentra nuestro país.

Si vives en otro lugar y quieres hacer estas festividades aún más especiales para tus familiares o amigos, puedes enviar un presente para navidad con la ayuda de Mercadesa, tenemos combos pensados para todos, para que se puedan cocinar esa deliciosa cena, y que de cierta forma, seas parte de ella.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda?