¿Qué comer cuando estamos enfermos?

¿Qué debemos comer cuando estamos enfermos? Alimentos adecuados para levantar las defensas. La dieta blanda.

¿Qué comer cuando estamos enfermos? En esta época del año, nos pasamos gran parte del tiempo intentando evitar que alguien nos contagie un resfriado o la gripe. Mantener una buena alimentación, sana y equilibrada es fundamental para ello, pero, a veces, ni con esas conseguimos librarnos de estos malestares. No obstante, existen algunos platos que ayudan a sobrellevar mejor infecciones y contribuyen a nuestras defensas, con el fin de combatirlas lo antes posible.

Desde Mercadesa, traemos algunas ideas para esos momentos en los que nos encontramos con los síntomas gripales; así que quédate leyendo este artículo, que, sin dudas, en algún momento te puede ser bien útil.

Antes de saber ¿Qué debemos comer cuando estamos enfermos? debemos saber ¿cuáles son los síntomas?

Para empezar, debemos saber los síntomas que sufrimos cuando estamos pasando por un estado gripal, fiebre o encubando un catarro:

Falta de apetito.

  • Incremento del metabolismo basal.
  • Pérdida de electrólitos y deshidratación a causa de la sudoración excesiva.
  • Disminución en la absorción de los nutrimentos.
  • Secreción inadecuada de fluidos digestivos como la saliva y jugos gástricos, lo que precipita a la aparición de vómito y diarrea por la mala digestión.

Por lo anterior se recomienda:  consumir más calorías a través de alimentos de fácil digestión, beber abundantes líquidos y normalizar los electrólitos. Algunas opciones para lograrlo son:

  • Frutas como melón, mango, guayaba, mandarina, naranja y toronja.
  • Verduras frescas como pepino, lechuga y calabaza que ayudan a reponer los electrólitos.
  • Verduras cocidas o al vapor como zanahoria que facilita la digestión.
  • Proteínas provenientes del huevo cocido, pollo, pescados bajos en grasa y lácteos descremados.
  • Caldos, sopas, licuados, tés y yogurt que aumentan el consumo de líquidos.
¿Qué comer cuando estamos enfermos?

El consumo de probióticos puede contribuir a regular la microbiota intestinal tras el uso de antibióticos y antipiréticos para tratar las infecciones y disminuir la fiebre.

Por otra parte, si existen problemas estomacales, se recomienda: La dieta blanda 

Es un tipo de alimentación basada en la ingesta de alimentos ligeros y poco grasos que contribuyan a facilitar la recuperación del aparato digestivo tras una enfermedad o dolencia en los órganos que lo componen, como puede ser la diarrea o la gastritis. Se trata de consumir alimentos fáciles tanto de digerir como de masticar, libres de azúcares, condimentos y ácidos que puedan irritar el organismo. Este tipo de dieta suele ser prescrita por un profesional de la medicina e incluye líquidos, purés, arroz blanco, compotas de frutas, plátanos y pollo.

A continuación, te contamos en qué consiste

Qué es la dieta blanda y cuáles son sus beneficios

La dieta blanda se centra en el consumo de alimentos ligeros para facilitar su digestión, impulsando así un saludable tránsito intestinal. Surgió no con la intención de hacer bajar de peso, sino para proteger los órganos relacionados con la digestión, como los intestinos y el estómago, para así recomponerse tras una gastritis, diarrea o enfermedad similar.

Debido a sus beneficios en la recuperación de los órganos, los médicos recomiendan apostar por una dieta blanda tras pasar una situación de ese tipo. Además, también pueden recomendarla para los días previos y posteriores a alguna cirugía.

Para hacer la dieta blanda, tienen que realizar cinco comidas ligeras al día, recordando que lo principal es comer poco en varios turnos para facilitar el proceso de digestión en nuestro organismo. Es una dieta baja en grasas, es por eso que incluye carnes y pescados blancos. Además, también lo es en fibra, por lo que no permite consumir legumbres ni espinacas. Por otro lado, no se consienten alimentos con azúcares, ni estimulantes como el café, el té, el cacao o sustancias picantes como la guindilla o la pimienta.

Alimentos permitidos la dieta blanda

Entre los alimentos que se permiten encontramos los siguientes:

·  Cereales no integrales y pan blando sin corteza, mejor si es de molde.

·  Se permite todo tipo de frutas menos las que aporten mayor cantidad de fibra. Así que deberían de descartarse, por tanto, piezas como las ciruelas. Sin embargo, las manzanas y el plátano son muy recomendables.

·  Respecto a las verduras, es preferible tomarlas en puré y nunca crudas.

·  Para beber, solo se aconseja el agua y las infusiones. El alcohol está completamente prohibido, así como los refrescos azucarados o con gas.

·  Respecto a las proteínas, se adquieren de la carne blanca, como pollo, pavo y conejo, pero también de los pescados blancos. Además, se pueden ingerir huevos en forma de tortilla.

·  Los lácteos también son bienvenidos en forma de leche entera, desnatada o semi, sin lactosa o incluso vegetal como la soja. Asimismo, pueden consumirse yogures, siempre y cuando sean naturales y sin azúcares de ninguna clase. En cuanto al queso, es preferible el blanco de burgos.

·  Una sopa de pollo o de pescado también es adecuada para la dieta blanda. Estas pueden llevar fideos o incluso arroz hervido. Además, también puede optarse por cremas o sopas de verduras.

·  Y respecto a los postres, son buenas ideas los flanes y yogures, sobre todo los naturales sin azúcares.

Y entonces: ¿Qué podemos comer cuando estamos resfriados o con gripe?

Lentejas

Las legumbres son otra de las opciones que tenemos para elaborar cuando se padece gripe o resfriado. Este tipo de alimentos poseen una gran cantidad de proteínas y, combinadas con cereales, consiguen un gran aporte de aminoácidos.

Asimismo, son ricas en fibra, minerales, vitaminas, hidratos de carbono y antioxidantes. Elaborar un plato de lentejas es, por tanto, una buena solución en estos casos porque es de las legumbres que mayor aportación proteica llevan.

Sopas

Los caldos de verduras son una buena elección cuando se está resfriado o en un proceso gripal. Esto es así gracias a las vitaminas A, B y C que poseen muchos vegetales frescos, como los pimientos rojos, las zanahorias o las coles verdes, muy beneficiosas para el sistema inmunitario.

Otro de los alimentos recomendables en estos casos es el ajo. Por ello, una sopa de ajo es otra alternativa perfecta para tomar cuando se padece esta enfermedad.

Salmón al horno con cebolla y tomate

El ácido graso omega 3 que tiene el pescado azul facilita un correcto funcionamiento del sistema inmunológico, además de poseer una función antiinflamatoria.

¿Qué comer cuando estamos enfermos? Mercadesa

Por su parte, las cebollas –ricas en vitamina E, B y C– y los tomates frescos –que apenas tiene calorías, contiene vitamina C y la mayor parte es agua– son el complemento perfecto a este plato saludable.

Crema de calabaza 

Esta verdura contiene betacarotenos, lo que ayuda a reforzar el sistema inmune, puesto que estos pigmentos orgánicos se trasforman en vitamina A. Además, aporta minerales como el potasio, vitaminas B, C y E, es baja en calorías y rica en antioxidantes.

Ensalada con espinacas frescas

Entre los componentes de las verduras de hoja oscura, como las espinacas, están las vitaminas A, B y C que, como ya hemos mencionado, mejoran las defensas, por lo que pueden ser una buena elección para aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado.

También son ricas en ácido fólico y en calcio, magnesio o potasio, minerales esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Y para tomar:

Infusión de miel y limón

Tomar algo caliente siempre viene bien en estas épocas y, más aún, si se padece un catarro o gripe. En concreto, el limón destaca por su alto contenido de vitamina C.

No obstante, no hay que olvidar que, cuando se está enfermo con gripe o resfriado, es muy importante la hidratación, por lo que será necesario beber agua de forma abundante. Tampoco hay que dejar de lado la ingesta de frutas frescas, como las naranjas, pues tienen mucha vitamina C, un aporte necesario en estos casos.

Tip extra: Desde Mercadesa, te recomendamos, que si tienes un familiar o amigo en Cuba pasando por alguna de estas afecciones, le envíes uno de nuestros combos de comida, que traen la combinación perfecta entre proteínas, carbohidratos, y nutrientes para recuperarse de cualquier: “catarron” como decimos los cubanos.

¿Y tú? ¿Eres de los que come aún con gripe? ¿O de los que pierde el apetito cuando estás enferm@? ¿Tienes alguna comida que te guste comer en particular cuando estas así?

Déjanos saber en los comentarios.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda?