Relaciones a distancia ¿Realmente funcionan?

Relaciones a distancia ¿Realmente funcionan? Consejos para hacerlas más llevaderas

Debido a la migración de Cuba, muchas parejas han tenido que pasar por relaciones a distancia ¿Realmente funcionan? Muchas personas no lo tienen claro. Lo que sí es un hecho conocido es que muchas veces pueden acarrear dificultades con las que no todas las parejas son capaces de lidiar. Es natural que esto ocurra, ya que la distancia y el amor son elementos contraproducentes entre sí.

Si estás viviendo este momento con tu pareja o conoces a alguien cercano que lo esté haciendo entonces sigue leyendo este artículo para aprender que hacer cuando la distancia empieza a formar parte de una relación sentimental y la dinámica de pareja cambia; no dejando otra opción que adaptarse a nuevas circunstancias para poder mantener la relación a flote.

Llegado a este punto, debemos empezar definiendo: ¿Qué es una relación a distancia?

Cuando ya estamos en pareja hay aspectos que pueden aumentar la probabilidad de que la relación continúe en el tiempo y sea una fuente de satisfacción y otras que se estanque o se deteriore y se acabe rompiendo. Una de estas cuestiones son las relaciones a distancia ¿Realmente funcionan?

Las relaciones a distancia implican una separación física de la pareja, donde el contacto directo no es frecuente y principalmente es telemático. Con las redes sociales es más sencillo mantenerla, pero esta circunstancia también genera ansiedades, infidelidades, etc. El reto es mantener la relación sana y estable mientras la pareja está a distancia.

Relaciones a distancia ¿Realmente funcionan?

Y entonces: ¿Cómo llevar una relación a distancia?

Los ingredientes, son los mismos que se necesitan para mantener una relación que no es a distancia. La única diferencia es que en las relaciones a distancia estos componentes tendrán que cuidarse con especial atención.

Comunicación: en distancia es más difícil hacer partícipe a la pareja de nuestro día a día.

Que haya plan de encontrarse: preferiblemente la intención tiene que ser verse en periodos frecuentes, relativamente cortos y no, por ejemplo, cada 6 meses.

Confianza: fundamental en las relaciones, especialmente a distancia. Sin confianza no te puedes ir o alejar de la pareja con éxito.

Responsabilidad afectiva: ser consciente de que tienen que informase de como se sienten.

Principales acuerdos:

*Aprender a regular de forma independiente nuestros problemas, sin cargar a la pareja.

*Reinventar el afecto y la sexualidad. Tenemos necesidades y a veces queremos compartirlas y conectar con nuestra pareja.

*Gestionar los celos e inseguridad en la pareja.

*Ofrecer espacios individuales, que también se van a necesitar

Cómo solucionar un problema en una relación a distancia

Un pilar básico en la resolución de un problema o conflicto es la comunicación: comprender a la otra persona, explicar cómo nos sentimos, negociar y llegar a acuerdos. Esto ya es complicado en una relación estándar, pero más en una relación a distancia porque se pierde la comunicación no verbal. Los problemas de comunicación en pareja dificultan que nos entendamos y puede llevar a confusiones.

Relaciones a distancia. Mercadesa

En ocasiones la distancia puede ser positiva porque me margen de reacción y ayuda a gestionar reacciones y emociones. Da tiempo a pensar qué decir, pero da pie a malentendidos. Pero no podemos utilizar el contacto físico (caricias, besos…) para rebajar la tensión tras un conflicto así que hay que reinventar la manera de transmitir ese afecto a la persona que tienes lejos.

Cómo saber si una relación a distancia está funcionando

El secreto para saber si una relación a distancia está funcionando es la comunicación, va a ser el éxito casi asegurado. Habla en presente, es lo único sobre lo que tienes poder.

También sé concis@, no te enredes en mensajes que no tienen importancia.

Habla desde tu necesidad y tu petición. En primera persona, no desde el tú, sino desde el yo.

No generalices, no mezcles temas. Pide cambios en la conducta del otro, pero no etiquetes. No hagas interpretaciones de lo que la otra persona dice. Quédate con lo que te está diciendo.Elige un momento y lugar adecuados para comunicarte. Ten en cuenta cómo estás tú y cómo está tu pareja.

Ten cuidado con la comunicación no verbal: Empieza en positivo: “te entiendo, tienes razón…” y luego expón tu punto.

Consejos para que tu relación a distancia funcione:

Actitud de confianza sobre las relaciones a distancia

Para mantener una relación a distancia, ambos miembros de la pareja deben tener plena confianza en que la relación podrá funcionar. Esta confianza permite que cada uno tenga la mejor disposición para hacer que las cosas funcionen.

Certeza del amor de la pareja

Cuando no existe certeza del amor de la pareja, las inseguridades y los celos se convierten en una constante. Esto es aún más nocivo para la relación cuando la distancia está presente. Por ello, tener plena confianza en que el amor de la pareja es real actúa como uno de los pilares más importantes de las relaciones a distancia.

Más sensualidad que sexualidad

Mercadesa. Relaciones a distancia ¿Realmente funcionan?

Ante la incapacidad de tener tanto contacto físico, la sexualidad pasa naturalmente a un segundo plano en las relaciones a distancia. Es ahí cuando la sensualidad se convierte en la mejor forma de mantener viva la pasión entre la pareja. La utilización de mensajes escritos y la imaginación para simular el contacto físico es una de las mejores formas de conseguirlo.

Menos discusiones

La distancia hace que las relaciones sean más frágiles, por lo que las discusiones constantes podrían ser insuperables en esta clase de relaciones. Por tanto, las relaciones a distancia que tienen éxito se caracterizan porque la pareja ha logrado mantener una serenidad en la interacción y es capaz de reducir al máximo las discusiones.

Intereses en común

Los intereses en común influyen mucho en la química y la compatibilidad de las relaciones. Cuántos mayores sean estos intereses, más sólida tiende a ser la relación. Compartir intereses, valores y gustos son puntos a favor para mantener una relación a distancia.

Ahora bien, ¿Cómo saber si una relación a distancia funciona?

La distancia muchas veces puede generar confusión sobre si la relación está funcionando o no. Además, al tratarse de un tipo de relación diferente a la cotidiana, algunas personas podrían tener que enfrentarse a la incertidumbre de no tener claro si están experimentando cosas que son normales por el tipo de relación o si están ante una muestra clara de que las cosas van mal.

Por otro lado, los sentimientos de frustración y añoranza que pueden surgir ante la incapacidad de estar con la pareja también pueden hacer que entren dudas sobre si la relación marcha bien. La clave para obtener una respuesta clara radica en identificar las siguientes señales que son características de las relaciones a distancia que pueden funcionar:

Existe respeto por los acuerdos en la pareja de parte de cada uno.

Puedes sentir que tu pareja te quiere y te apoya, pese al obstáculo que representa la distancia.

Hay una confianza sólida en la pareja. Es decir, no existen la sensación de que no hay amor, que hay mentiras o que es posible que se cometa un acto de infidelidad.

La comunicación es constante. Este es un pilar fundamental para mantener las relaciones a distancia, por lo que, si no es estable, la relación tampoco lo es.

La pareja tiene proyectos que van en concordancia con la relación. Planean un futuro juntos y trabajan en equipo para alcanzar dichas metas.

Tip extra

Envíale algo dulce a tu pareja. Si vive en Cuba, en Mercadesa podemos ayudarte: tenemos combos de flores con una postal; o simplemente envíale unas golosinas: un chocolate, un turrón de maní, unas donas; siempre serán bienvenidos y demostrarán cuán presente tienes a esa persona especial.

Entonces las relaciones a distancia ¿Realmente funcionan?

Las relaciones a distancia pueden funcionar según la psicología, pero como en toda relación, es necesario que cada miembro de la pareja se comprometa a afrontar una serie de retos y problemas que, si no se logran solucionar, empujarán la relación al fracaso.

El inconveniente radica en que a los retos cotidianos de una relación se le deben sumar aquellos relacionados con la distancia. No obstante, cuando están presentes todos los elementos de las relaciones a distancia sólidas, es posible vencer estas dificultades.

¿has tenido alguna relación a distancia? ¿Cuáles son los mejores consejos que puedes darle a alguien que la esté teniendo?

Te leemos en Mercadesa.

WhatsApp
Facebook
Twitter
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda?